SERVICIOS > Fisioterapia

La fisioterapia en el cáncer de mama, ha adquirido un papel fundamental como tratamiento coadyuvante, así como para la prevención de diferentes patologías o posibles secuelas, tanto tras la cirugía de resección tumoral, como después de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Asimismo es de utilidad en la pre-cirugía de reconstrucción y posterior a la misma.

Una de las secuelas más frecuente en el cáncer de mama es el linfedema, si bien existen ejercicios y medidas de prevención a tener en cuenta para disminuir la posibilidad  de que aparezca, el número de ganglios extirpados así como la radioterapia recibida, también juegan un papel importante en el potencial desarrollo del mismo. El fisioterapeuta especializado, será quien realice una valoración, dando a conocer las medidas de prevención necesarias o realizando la terapia descongestiva compleja, según corresponda.

Además del tratamiento del linfedema, se pueden realizar intervenciones para  otras dolencias también con el proceso oncológico, como son la neuropatía periférica, dolor en el hombro, tratamiento de cicatrices por adherencia, contracturas cervicodorsales, déficit de movilidad de la articulación escapulohumeral, etc.

En el caso de la cirugía de reconstrucción, se realiza el tratamiento adecuado para mantener la piel en condiciones óptimas para la cirugía, las cicatrices libres de queloides y móviles y total movilidad en la articulación del hombro.  Una vez realizada la cirugía, se pueden realizar intervenciones para disminuir o desaparecer las pequeñas secuelas que puedan aparecer.

Algunas secuelas,  como por ejemplo el vaginismo, disfunciones sexuales, incontinencia urinaria, cansancio, disnea, edemas, etc., si bien son menos frecuentes que el linfedema, también aparecen en muchas mujeres en cáncer de mama, y el fisioterapeuta especializado puede ayudar a disminuir los síntomas de estas secuelas.

Los profesionales de Ámate tratamos todo tipo de patologías que sufren tanto las socias como sus familiares, ofrecemos un tratamiento individual combinando las técnicas necesarias para una buena recuperación.

Patologías de espalda:

-Lumbalgias

-Dorsalgias

-Cervicalgias

-Ciáticas

-Tensión y contracturas musculares por posturas viciosas

Otras patologías:

-Hombro doloroso

-Rodilla traumatica

-Codo de tenista

-Dolores articulares en general

-Mareos y dolores de cabeza de origen cervical o stress

-Recuperacion postquirúrgica

-Esguinces

-Roturas musculares

Las personas podrán contactar con nosotras mediante el/la trabajador/a social.

 

 

A continuación le dejamos el enlace al blog “Un rayo de Esperanza”

 

Un rayo de Esperanza